15 feb. 2012



- Él es un arma de doble filo, si te descuidas te partirá en dos.
- Ya lo ha hecho. Y cada una de las mitades le sigue queriendo.
- Y ¿Por qué?
- Porque soy estúpida.
- Juega con sus sentimientos..
- Si ni si quiera puedo controlar los míos.. ¿Como voy a manejar los suyos?
- Es sencillo, haz que te necesite.
- Nunca me va a necesitar.
- Lo hace constantemente y tu no te das cuenta.
- No voy a estropear nuestra amistad solo por tantas tonterías.
- Pues entonces ya sabes. Un clavo saca a otro clavo.
- Que tontería! Creo que haría falta muchos clavos..
- Jajaja, pues de clavos esta lleno el mundo..
- Jajaja, Gracias.
- ¿ Y ahora porque me das las gracias?
- Por hacerme reir.