1 mar. 2013

Nunca se hicieron esa pregunta de por qué una persona hace lo que hace? Nunca pensaron en si esa persona lo hace apropósito o porque no se da cuenta? Llega un momento en el que no sabes que pensar ya. Si darte por vencida, que quede como están las cosas o seguir un poco mas. Sabes lo que mereces pero no queres aceptarlo  Es difícil  es algo casi imposible lograr superar a una persona que te dio muchos momentos felices y te hizo sentir sentimientos tan lindos. Hay veces que tenes que parar, fijarte si lo que haces te conviene, si te conviene mas de lo que perdes. Ahí es el momento, cuando paras a pensar, que te das cuenta de muchas cosas. Nunca les paso que dieron todo, hasta lo que no tenían por alguien que le importaba si están bien o no? Sentir eso es lo peor, es feo sentir que a la persona que amas no le importas, le de lo mismo que estés bien o no. Cuál era la necesidad de mostrarme algo que no eras? Te hacia mas especial? Hacia tu vida mas interesante? no te entiendo. Que ganabas? no lo sé. Algo mas triste que sentir que haga lo que haga no se va a arreglar? Yo creo que no. Pero él, el le dio un giro completo a mi vida, quizás si no lo hubiera conocido seguiría siendo la misma que hace un tiempo atrás, pero lo conocí, y con cada lagrima y cada sonrisa aprendí, aprendí que de nada debo arrepentirme, que el sol siempre va a salir sin importar que tan negros se encuentren los días, creo que si hoy en día me detengo y miro hacia atrás ahí lo voy a ver a él y a todos los momentos que vivimos, cada vez que reíamos sin sentido alguno por cualquier estupidez, aprendí demasiado, fue una persona que supo hacerme bien y mal a la misma vez, hoy recuerdo los buenos momentos, y si me preguntan ¿cómo fue tu historia con él? Podría decirles fue única, fue una amistad, fue un crecimiento, fue un aprendizaje. Probablemente nunca más llegue a mi vida una persona que la cambie tanto como ocurrió con él. Pero hay veces que hay que saber cuando parar.