31 dic. 2012

Chau 2012.

2012 no fuiste mi mejor año, no para nada. 
Pase millones de cosas feas, y que me ayudaron a crecer a darme cuenta de mucho. Pero también tuviste cosas hermosas, inolvidables. Este año hice muchos amigos y en especial las PLL que a pesar de que ya las conocía, nos unimos mas, y ya son como mis hermanas, son mis mejores amigas. También estan las amistades de siempre, esas que van a seguir hasta que seamos viejas, que me apoyan siempre y no me dejan caer nunca. También, perdí muchas amistades, pero supuestamente las verdaderas son las que siguen y con eso me alcanza. Conocí gente que nunca pensé que me iba a hablar y fueron y son muy importantes para mi. También me desilusione de muchas otras, pero eso me ayudo a abrir los ojos y darme cuenta de como son. Lo conocí a el, es el que siempre me saca una sonrisa y al que amo con lo que soy. Pasamos muchas cosas buenas y malas, pero así y todo seguimos y cada vez lo amo mas y puedo decir que es lo mas lindo que me paso en este año.
Con el tema de la familia, me cagaste a trompadas, pero me sirvió para ser mas fuerte, para abrir los ojos y darme cuenta que no todo es perfecto. Que las personas pueden llegar a herirte con tan solo una palabra, que nunca mucho es suficiente. Pero por suerte, esta mi famila que me ayuda y no me deja caer. Que son lo mas lindo que tengo y algo que no estoy preparada para perder. Tuve muchos cambios y todos muy juntos, por eso capaz me volví mas seca, pero me di cuenta que no vale la pena llorar y amargarse mientras tengo todo lo que quiero para ser feliz. Cualquiera puede equivocarse y no le guardo rencor a nadie. Cuando la persona que mas amas y es tu todo, te decepciona ahi te das cuenta como son las cosas. De que a veces una simple palabra puede causar el mas grande dolor. Pero ya esta, fue algo que me marco y me hizo mas fuerte. Y gracias a mis amigos y mi familia puedo decir que TODO ESO, esas palabras, puteadas y llantos se van con este año (:
Cometí muchos errores, me mande muchas pero lo bueno es que aprendí  de algunas me arrepiento de otras no. Pero darme la cabeza contra la pared me sirvió de mucho. Y lo que mas aprendí y a la fuerza es que, no siempre todo es como yo quiero, que tengo que escuchar, entender, aceptar muchas cosas y dejar ir aunque me duela. 
Gracias por poner en mi camino a personas hermosas y por hacerme pasar momentos inolvidables. 

2013 te tengo toda la fe.