23 nov. 2012


¿Que hay detrás de esa sonrisa? Me preguntó una vez un desconocido. Cuando sabes que todo esta saliendo mal, que un problema desencadena otro y así sucesivamente, el “es cuestión de tiempo, ya va a pasar” no sirve de nada. No me sirve ahora que las cosas siguen pasando y acumulándose en mi hogar. Por tal motivo desconfío, desconfío de la tranquilidad y todo lo que se le parezca ya que esta se transforma cuando empezás a disfrutarla. Entonces estoy preparada para ver su peor cara, esa que hace que duela la cabeza, que provoque pesadillas y que quiebre en mi almohada. Los líos me siguieron y plantearon un desafío. No se van fácilmente, al contrario, con el paso de los días un problema se hace notar mas, como esperando que sea su amiga y demuestre lo que puedo dar. Y no, no es que no se puede, no se quiere. No se quiere porque duele, me destruye por dentro ver que ella está mal. Le di un respiro al alma y hoy entrego lo mejor de mi. Siempre devolveré todo y mucho mas de lo que me dio porque gracias a ella existo. Le dije que detrás de mi sonrisa guardaba mis problemas siendo fuerte y así me regaló su sonrisa.






Hay momentos en que los problemas se presentan en nuestras vidas y no podemos hacer nada para evitarlos. Pero están ahí por alguna razón. Solo cuando los superamos, entenderemos por qué estaban allí. Frase de Paulo Coelho