30 sept. 2012


Llega un punto en el cual necesitas descargarte, no soportas mas estar así. Todo lo que hagas, o digas te recuerda a una persona en especial, pasas tus días tristes, pensando en que va a volver, o se va a dignar a decirte algo, algo mínimo, pero algo en sí. Y así, es como me siento yo. Días en los que me siento sola, vacía, digo que prefiero estar sola, pero por dentro muero por que alguien consiga entenderme. Pasan los días, y cada vez mas confundida, sin saber que hacer. Pase de tener una sonrisita pelotuda, pase de estar todos los días contenta, de buen humor, a estar triste, sin ganas de nada, llorar... y llorar. Es como si, llorando se solucionaran los problemas momentáneamente, pero después es volver a lo mismo, estar triste. Tratas de distraerte, de aparentar que estas bien, cuando por dentro no lo estas, intentas sacar a esa persona de tu mente, pero al mismo tiempo no queres, no queres olvidarlo, de ninguna manera. Y claro, en algún momento fue exactamente lo que querías, & necesitabas. Pero te das cuenta que NO te hace bien, y que tu única opción es olvidarte. Y ahora, es exactamente donde estoy yo, decidida a poner un punto a todo esto, y empezar otra historia.


Se que fue muy importante en mi vida, y que lo quise bastante, pero cuando algo no es para uno, no es para uno, existen personas que simplemente pasan por tu vida para cambiarla, no para quedarse, y eso hizo el.. Le dio un giro completo a mi vida, quizás si no lo hubiera conocido seguiría siendo la misma que hace un tiempo atrás, pero lo conocí, y con cada lagrima y cada sonrisa aprendí, aprendí que de nada debo arrepentirme, que el sol siempre va a salir sin importar que tan negros se encuentren los días, creo que si hoy en día me detengo y miro hacia atrás ahí lo voy a ver a él y a todos los momentos que vivimos, cada vez que reíamos sin sentido alguno por cualquier estupidez, aprendí demasiado, fue una persona que supo hacerme bien y mal a la misma vez, hoy recuerdo los buenos momentos, y si me preguntan ¿cómo fue tu historia con él? Podría decirles fue única, fue una amistad, fue un crecimiento, fue un aprendizaje. Probablemente nunca más llegue a mi vida una persona que la cambie tanto como ocurrió con él, y seguramente todos tenemos una persona así, alguien que te enseño a reírle a la vida y a bailar frente a los problemas.